Cuántas veces nos decimos que los miedos que nos paralizan, los miedos que nos atenazan, que nos hacen perder calidad de vida, no existen, que son fruto de nuestra imaginación y con todo lo que nos decimos no convencemos a la parte de nuestro cerebro generadora de esos miedos, parece mentira que esa parte nos pertenezca, forme un todo con nosotros que somos personas lógicas, racionales con mucho sentido práctico y común de las cosas y sin embargo…

Esa zona “tonta” de nuestro cerebro nos pertenece y es más nos complementa, una nota más en la complejidad del ser humano, en las terapias psicológicas se persigue de manera constante las formas de enseñar a esa parte de nuestra mente a ser más racional, más lógica, no a través de palabras, ni de consejos, esto ya se dice por parte del cerebro lógico de cada uno, se trata de enseñarla por medio de la práctica, de estar en la situación que nos produce ansiedad, que nos produce miedo y que esa parte de nuestro cerebro se percate de que realmente no ocurre nada, nada que justifique nuestros miedos, no existen las buenas palabras para ella, ni dichas por personas referentes, familia, gente de confianza.

Se puede hacer la analogía como quien enseña a un niño pequeño cosas que nunca ha hecho, nunca ha experimentado, con la idea primordial de derribar esos escudos, que ante esa misma o parecida situación se forjaron no por capricho sino por hechos que el cerebro consideró en su momento como peligrosos para su integridad y ante tales hechos no vale decirle que no lo son, que no pasa nada, que es normal, no vale. Vale que esa parte de nuestro cerebro, observe por si mismo, vea que lo que tanto se le dice es cierto, compruebe cómo paulatinamente, muy poco a poco, paso a paso de la sinrazón de habernos forjado unas defensas que no corresponden con situación, que la ansiedad que nos generan hechos cotidianos no son parte de lo real, son fruto de esa sinrazón que forma parte de nosotros.

 

Programar una cita

Nombre
Fecha
Hora
Gracias por su mensaje. Ha sido enviado.
Hubo un error al intentar enviar su mensaje. Por favor, inténtelo más tarde.

Psicólogo Riesco M

Psicólogo Colegiado en el colegio oficial de Castilla la Mancha Nº de colegiado: CM-2230

Contacta con nosotros

Leave A Comment