Te notas últimamente más susceptible, más sensible a ciertos temas? Será normal? Estaré pasando por un periodo crítico de mi vida y yo sin enterarme, me estará jugando la mente una mala pasada? Podrá esta susceptibilidad derivar en algo peor? Un problema más, como si ya tuviera pocos.

Aparentemente todo está bien en mi vida, hay problemas, pero como todo el mundo, nada fuera de lo normal, porque entonces estas “manias” estas preocupaciones que me dan últimamente, cuando a los demás parece que todo les va fenomenal, que no se paran en plantearse cuestiones de la índole de las que yo me planteo, si hasta ahora todo me ha ido bien, me casé con mi novia de toda la vida, tengo dos hijos maravillosos, en el trabajo estoy muy bien considerado, departo con mis compañeros que me llevo genial con ellos y los últimos meses sin embargo, me da por cavilar de cosas que antes yo no me  planteaba y no es que no me pasaran cosas, que me pasaban, pero era diferente, no me comía tanto el “coco” con que si las cosas las hacia bien o mal, las hacía y punto, no me cuestionaba como ahora, en las repercusiones que se podrían derivar de lo que hago, será que mi vida de antes no tenía sentido y ahora le intento encontrar uno, Dios porque seremos tan complicados.

Este tipo de conflictos internos nos suceden a todos, a todos, en mayor o menor medida pero a todo el mundo, no nos creamos especiales por tener este tipo de pensamientos, cuestiones vitales sobre nuestra existencia es normal que las tengamos, sobre todo cuando tenemos la sensación de haber llegado a algún tipo de meta, que tras una dura lucha o un largo camino lleno de obstáculos, hemos obtenido nuestra recompensa merecida: el trabajo, el amor, el objetivo de formar una familia, es cuando solemos preguntarnos: bueno y ahora que? Ahora que ya he conseguido casi todo lo que me propuse allá por mis tiempos de adolescente, e incluso de niño, ahora que lo he logrado, que? Que objetivos ya puedo perseguir, si ya tendría que dedicarme a “vivir de las rentas” vivir de lo que he conseguido, ya no tengo porque perseguir retos…..PLOFF…. error, grave error, nuestra mente, nuestro cerebro se rebela ante esa sensación de complacencia, de “laissed faire” como dirían nuestros vecinos franceses.

Nuestro cerebro, nuestra mente, ha estado sometido durante los últimos años de nuestra vida a diferentes grados de presión, por conseguir, por alcanzar, le hemos obligado a esforzarse a veces de manera bestial a nuestras exigencias, a las exigencias de la sociedad para ser alguien, para ser reconocido: trabajo, éxito, felicidad….. nos hemos exigido demasiado en ocasiones, tanto  a nuestro cuerpo a nivel físico como a nivel mental, sin preguntarnos si esto era bueno o malo para nosotros, simplemente nos lo exigíamos y para adelante, sin tener en cuenta nada, solo el objetivo, había que conseguirlo, y no una sola vez, tantas como se consideraba conveniente, y estas exigencias por lo general siempre pasan factura, y de que forma.

Ante esto, por lo general nos ponemos en manos de profesionales, o intentamos solucionarlos por nosotros mismos con meditación, yoga, relajaciones… en suma medidas anti-extres, anti-ansiedad, nos diremos: el mal está ya hecho, que puedo hacer para solucionarlo, para no tener estas “comeduras” para vivir como antes, sin estas preocupaciones tontas.

Tienes que plantearte seriamente la posibilidad de cambiar radicalmente tu vida, tus proyectos, tu plan de vida, me refiero sobre todo a tus valores, con ayuda o sin ella, para nada quiero dar a entender que tienes que cambiar tu trabajo, tu modo de vivir, tu familia por la que tanto has luchado, me refiero a tu modo de ver la vida, a tus valores, a que le das importancia actualmente? Haces felices a los que tienes a tu alrededor? Eres tú feliz? Te quejas demasiado? Critícas con facilidad? Que dialogo tienes contigo mismo? Te ves dentro de algunos años pensando lo mismo, haciendo lo mismo? Reflexiona sobre ello

Programar una cita

Nombre
Fecha
Hora
Gracias por su mensaje. Ha sido enviado.
Hubo un error al intentar enviar su mensaje. Por favor, inténtelo más tarde.

Psicólogo Riesco M

Psicólogo Colegiado en el colegio oficial de Castilla la Mancha Nº de colegiado: CM-2230

Contacta con nosotros

Leave A Comment